martes, 16 de noviembre de 2010

Las Corridas de Toros

Esta corrida se lleva a cabo en la ciudad del seibo con emoción, glamur y colorido, esta se llevan a cabo  en principio del mes de mayo con motivo a la tradición de las fiesta patronales.
Es intensa la cantidad de persona que espera este día impaciente.
Las corridas de toros se celebran desde tiempo inmoral, guardan relación con las celebradas en épocas de Las Colonias en el Convento de Los Dominicos, desde cuando se han mantenido con ligeras variaciones.
El pasado año se inicio la construcción de la plaza de toros y multiusos de esta ciudad, única en el área del Caribe y que busca mayor organización y provecho para el turismo del emocionante espectáculo.
Las funciones atraen personalidades, funcionarios legisladores, invitados nacionales y extranjeros y gente de todas partes del país quienes se identifican con la tradición en medio de gritos, aplausos.
Las tardes taurinas se celebran dentro de las fiestas patronales en los primeros días del mes de mayo, gracias al patrocinio de empresas como el Central Romana, la gobernación provincial, el Ayuntamiento Municipal y empresas particulares.
Entre gritos y aplausos, el público mantienen los ojos atento a los saque de los toreros y la golpiza de intrusos que penetran al redondel durante las tardes taurinas en las que se exhiben unos 10 animales.

Años de reclamos, peticiones y proyectos donde se tiene en mira el aprovechamiento de cara al turismo de una arraigada tradición, heredada de la ocupación española y que se busca potencializar y adecuar a la demanda y flujo que tiene el turismo en esta región.
El montaje En las tardes taurinas, que se inician a las 4:00 de la tarde, siete ejemplares ven acción. Las salida de los animales son seguidos de aplausos de la multitud y gritos de Los bravidos ejemplares que ven acción son cedidos por la empresa Central Romana, la que también aporta los tablones para la construcción de corral de madera y cede varios jinetes, para dirigir los animales al momento de regresarlos al torín.

Los toreros utilizan vistosos uniformes propios de las lídias que unido a la valentía y el entusiasmo hacen de las corridas una espectáculo únicon en el redondel de unos 700 metros cuadrados en el sector de Las Quinientas, en la entrada de la ciudad, ubicada a 125 kilómetros de Santo Domingo y donde el espectáculo tienen una dimensión inconmensurable.

  imagen: diario libre
publicista: jhordin grabiel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada